El gran Kepa, viejo capitán
 

Ternua
Baserriak
La Batalla de Matxitxako
El gran Kepa, viejo capitán

Kepa de Enbeita, el “Ruiseñor de Euzkadi” (I)

El gran Kepa, viejo capitán

VA A SER HOMENAJEADO EN PEDERNALES.

Kepa, el viejo capitán, el viejo marino retirado desde hace muchos años, recordando mejores tiempos pasados, cuando junto al caneco de ginebra, en el puente, se llevaba a puerto seguro el viejo barco de vela, en un momento de genio cogió un txintxorro , el kaiku, de cinco pies, y salió al mar; también el txintxorro, viejo ya, empezó a hacer agua por sus costillas, de tal forma que, entre Izaro y Mundaka, anegado de agua, vióse obligado el viejo Kepa a nadar para llevar a tierra el kaiku, pues al no ser suyo, era cuestión de honor devolvérselo a su propietario. A fuerza de nadar, pues no fue visto por nadie, a las altas horas de la noche el viejo Kepa llegó a la playa de Laida, en donde un malicioso carabinero le echo el alto. “Mejor hubieras hecho echar una cuerda”, dijo malhumorado. Una vez a salvo, en la arena, la embarcación, con habilidad de viejo marino; sacando de debajo de la boina las cerillas despego la colilla que en la oreja llevaba y púsose a fumar, ante el asombre de los que creían ahogado. ¡Ni siguiera se había mojado la cabeza. ¡Qué es esto para la historia de náufragos, salvamentos y demás episodios de la ruda vida del marino, de la historia que tiene el viejo Kepa. El próximo sábado sus incondicionales desean homenajear al célebre capitán y en Itxas-Gane esperan entregarle un pergamino que la hábil mano del señor Pinche está dibujando, y en donde el txistu, el tamboril y los cohetes se encargaran del resto.
imagen